Dicen que con la edad uno empieza a refinarse, y empieza a disfrutar de aquellos sabores que en un principio no era capaz de apreciar pero que, después...